ORÍGENES

Identificar con cierto peso objetivo cuáles fueron los orígenes de la Hermandad de la Esperanza, y especialmente ubicar temporal o históricamente sus inicios con precisión cronológica, es una tarea que bien gustaría resolver a cualquiera. Conocidas son también, y por otro lado, las doctrinas que defienden la génesis de nuestras Cofradías incluso muy a principios del siglo XIV, y sus atisbos, aún más anteriores si cabe.

José Francisco Gago, autor del libro “Apuntes para una historia de la Hermandad de la Esperanza de Arahal”, trabajo de recopilación y documentación de la historia de nuestra Hermandad publicado en 1.998 recoge en las páginas de la citada obra la existencia de un escrito del Palacio Arzobispal (1.678) en el que se decide sobre los lugares que deben ocupar las Cofradías de Arahal en las procesiones oficiales y funciones públicas, aludiéndose de entre ellas a la Hermandad de los Treinta y Tres Hermanos, denominación popular que se atribuyó nuestra Hermandad principalmente durante el S. XVII y XVIII, a efectos de “numerus clausus” a la hora de regular los nuevos ingresos de hermanos en ella.

Pero volviendo a ese documento, fechado, como decimos, en el año 1.678, y en el que Palacio se pronuncia acerca del pleito que mantenían por esas fechas “las Cofradías de San Juan Evangelista, los treinta y tres hermanos, San Antonio, Tránsito (…)” con la “Cofradía de Nuestra Señora de la ¿Luz o Salud? (…)”, podemos observar, leyendo detenidamente, diversos hechos curiosos, al menos, así lo parecen en principio:
1º) Que el Arzobispado advierte la existencia de una supuesta Hermandad con el título principal de San Juan Evangelista, -imagen que es titular hoy día de la Hermandad de la Esperanza-, y ¿otra de los Treinta y Tres Hermanos?.
2º) Que, y este es el factor más interesante, en 1.678, nuestra Hermandad entraba en litigio en defensa de los derechos que le otorgaba su posible antigüedad con otras Hermandades de Arahal, lo que, como bien afirmaba en su libro el citado José Francisco Gago, no es descabellado afirmar que la Esperanza, vulgo la Hermandad de los Treinta y Tres Hermanos, procede del primer tercio del S. XVII, algo que ya todos admitíamos y conocíamos desde hace tiempo, por lo que no venimos a descubrir nada nuevo ahora.

Sin embargo, podemos pensar igualmente que la denominación de la Hermandad de San Juan Evangelista en el escrito del Arzobispado de 1.678, debía referirse a la misma de la de los Treinta y Tres Hermanos, puesto que cinco años más tarde (1.683), el visitador del Arzobispado no cita a la Hermandad de San Juan Evangelista en la nómina que enumeraba las existentes en la localidad. Listado de Hermandades que distinguía a la de los Treinta y Tres Hermanos, y otra Cofradía nominada como “la del Santo Cristo Crucificado”. Relevante es, en este sentido, el conocer que a finales del XVII, en Arahal existiesen dos Hermandades que profesaban su devoción a supuestos crucificados.